EL ABORTO Y LA CONFERENCIA EPISCOPAL

Como bien sabéis algunos y algunas soy colaborador con la Conferencia Episcopal y de vez en cuando me envían panfletos para que los retoque y los revise. El último panfleto que me han enviado es el relativo a la campaña anti aborto y me he sentido tan orgulloso de mi trabajo que he decidido colgarlo en el blog. Os pongo sólo los párrafos retocados. En rojo el texto original y en negro mis modificaciones. También les he propuesto un cambio de cartel. Espero que gocéis mucho (dentro del matrimonio, claro). AVISO: La imagen propuesta puede resultar desagradable y generar trastornos graves de conduta a determinadas personas. Por el lince, claro.

Se anuncian cambios legales que, de salir adelante, darán lugar a una situación en la que quienes van a nacer “o quienes tengan pensado hacerlo” quedarán todavía más desprotegidos que con la actual legislación. Al mismo tiempo, parece que la aceptación social del aborto va en aumento.

En concreto, se han enviado 30.000 carteles y 100.000 condones pinchados para parroquias y centros católicos de toda España, desde hoy y hasta el próximo 30 de marzo se pueden ver anuncios en 1.300 vallas publicitarias de 37 ciudades españolas y se han comenzado a distribuir en las diócesis un total de 8 millones de folletos. Les propongo sustituir “folletos” por “cuartillas”, vayamos a leches, perdón: a hostias.

La campaña tiene como protagonistas a un ser humano y a un lince. En nuestra sociedad cada vez es mayor la sensibilidad sobre la necesidad de proteger los embriones de distintas especies animales; las leyes tutelan la vida de esas especies en sus primeras fases de desarrollo. Está bien que así sea, sin embargo, resulta paradójico que la vida de la persona humana que va a nacer sea objeto de una desprotección cada vez mayor. Por eso, en los anuncios aparece la pregunta: ¿Y yo?, entre el niño ya nacido y una serie de imágenes en las que se muestran los diferentes estadios de la vida humana en gestación. Se trata de dar voz a quienes no la tienen, pero sí tienen el derecho a vivir. Realmente la protección empieza mucho antes, desde los óvulos fértiles hasta el mismo semen animal que se conserva congelado para futuras fertilizaciones. Por tal motivo propongo la sustitución del párrafo anterior por este otro:

“En nuestra sociedad se protegen todos los estadíos de la vida animal en peligro de extinción, desde los gametos masculino y femenino hasta los propios animales adultos (no mencionaremos nada en este caso sobre la promiscuidad de determinadas especies animales, lo que será objeto de otro panfleto sobre moralidad animal). Sin embargo, resulta paradójico la desprotección de la vida humana en este mismo sentido. Millones y millones de litros de semen humano son arrojados por el váter cada año, bien sea como resultado de una paja o envueltos en una goma tras una cópula sin ánimo de procreación, generalmente extramarital. Compresas y tampones son arrojados a la basura con valiosísimos óvulos desperdiciados que jamás llegan a nacer. Matar a un lince puede costarnos una elevada multa e incluso años de cárcel, mientras que cada día el desperdicio de semen y óvulos no se cobra ningún culpable. Por esa razón, a los pajilleros y a las mujeres que desperdician sus reglas les mostramos un eyaculado masculino y les preguntamos ¿Y yo? Considerando que óvulos y espermatozoides poseen la mitad de dotación cromosómica que un humano, la propuesta de la conferencia episcopal sería la de incluir reglas y pajas en el código penal, de forma que por cada dos de ellas se pueda demostrar el asesinato de un no nacido. Se trata de dar voz a quien no la tiene y de defender la mitad de alma que reside en el semen y en las reglas.”

linces4

Anuncios

ACTO PÚBLICO IA SOBRE EL DERECHO AL ABORTO

aborto

¡ABORTO FUERA DEL CÓDIGO PENAL Y EN LA SANIDAD PÚBLICA YA!


Viernes 13 de marzo a las 19 horas

Aula 18 de la Facultad de Ciencias Políticas

Organiza: IZQUIERDA ANTICAPITALISTA (anterior Espacio Revolucionario Andaluz)

www.anticapitalistas.org