LAS VÍCTIMAS DE FRANCO: UNA HISTORIA PERSONAL

milicianos3A mi abuelo le faltaba un ojo y tenía una traqueotomía que traducía su hilo de voz a un sonido estertóreo que hacía que el fondo de la conversación quedara sepultado por el detalle de aquel molesto ruido. De niño preguntaba “¿qué le pasa al abuelo?” y me contestaban “cosas de la guerra”. Posteriormente, los conflictos familiares y los tabúes propios y ajenos hicieron imposible que aquel niño, que ya no es tan niño, pudiera preguntarle de primera mano al abuelo o a alguien muy cercano a él el porqué del tuerto ronco. Murió hace unos años. Al poco, encontré un libro que desvelaba parte del secreto del abuelo: La represión franquista en la provincia de Almería. Él, junto a su padre, es decir mi bisabuelo, fueron condenados por el franquismo por el delito de apoyo a la rebelión, en el momento en que la neolengua ganaba terreno a la realidad a pasos de gigante. Vivieron las cárceles y los centros de prisioneros de la posguerra donde muchos murieron durante o tras el encarcelamiento por enfermedades heredadas de la insalubridad con la que tenían que afrontar el día a día los reos. El 1 de agosto del presente año se dieron a conocer los nombres y apellidos de 51.290 represaliados por el franquismo, trabajo centralizado en www.todoslosnombres.org. Sus nombres figuran en la lista.

Aquel niño no puede dejar de sentir que es víctima de una especie de estúpido determinismo genealógico hilvanado por el lastre cultural y machista del primer apellido. Más sosegado llega el orgullo y la rabia, situandome en la misma trinchera de la lucha que se quedó a medias.”Para mi hijo será la paz que estoy forjando” decían los versos de Hernández, y más que una paz nos dejaron la misma guerra. Orgullosos de continuarla aunque los campos, las gentes y las trincheras sean otros.

Valga para ellos y para todos esos 51.290 nombres y los que aún faltan por insertar en la lista mi más sentido homenaje por haber luchado por un mundo mejor, el mismo por el que aún hoy seguimos luchando:

ANTONIO VALDÉS GARRE

ANTONIO VALDÉS GARCÍA

Anuncios

9 comentarios

  1. moncadista said,

    agosto 3, 2009 a 6:52 pm

    Dicen Extrechinato y tú que las armas no matan las palabras, nada más lejos de la realidad. Mi bisabuelo fue asesinado junto por su hermano por los antecesores de los que ahora gobiernan, los fascistas. Borraron de tal manera su memoria e impusieron como tú dices la neolengua. Mi abuela dice: “mi padre era buena gente, no estaba metido en líos”. Muy probablemente era mentira. No eliminaron a nuestros abuelos, eliminaron su rebeldía, sus ganas de luchar, las ansias de libertad y lo que es más importante, su transmisión a los nietos. No por nada los nietos somos la generación joven más conservadora de la historia de España.
    un abrazo

  2. agosto 5, 2009 a 5:52 pm

    […] esta de mi amigo […]

  3. intersecciones said,

    agosto 20, 2009 a 3:00 pm

    Precioso post.

    Y sólo sigue la guerra si continúa la lucha. La nuestra, porque la del otro bando siempre está garantizada.

  4. elrenidero said,

    agosto 26, 2009 a 9:16 pm

    Hola tio,

    soy David, ex-compa de IA de Asturies, que he cambiao de blog porque el otro se me jodió y llevo meses sin poder acceder. Te dejo el link: http://elrenidero.wordpress.com/

    En cuanto al post, como nieto y biznieto de represaliados, con familiares aun por cunetas ¿qué puedo decirte? Pues puedo decirte como nieto y biznieto que no hay nada más complicado que ahondar en la historia de la propia familia cuando ésta no pone de su parte. Aquí están haciendo muy buen trabajo también una asociación que se llama Todos los nombres de Asturias con la que colaboro en lo que puedo, son la mejor base de datos sobre la represión en Asturies.

    Como historiador, y como activista del movimiento “memorialista” puedo decirte que no hay mayor satisfacción que el poder darles respuesta a esos hijos y a esos nietos de quienes un día dieron su vida por la libertad. Una sensación de poder darle paz y descanso a una familia y eso, camarada, es una de las mejores sensaciones que he tenido en mi vida.

    Ahora estamos un compañero y yo haciendo un trabajo de recuperación sobre una fosa de octubre del 34, ya os iré contando qué tal.

    Un fuerte abrazo revolucionario compañero.
    David

  5. agosto 27, 2009 a 7:35 am

    Ok David,

    Gracias por el nuevo link, pensaba que habías abandonado la blogosfera.

    Un abrazo

  6. Duarte said,

    septiembre 5, 2009 a 10:58 am

    Con tu permiso, reproducimos tu estupendo artículo en nuestra bitácora.

    Salud.

  7. septiembre 7, 2009 a 11:16 am

    Por supuesto que lo tienes.
    Si no creo en la propiedad privada, es porque también pienso que lo escrito no es de quien lo escribe sino de quien lo necesita. Por lo que es un honor que lo colgéis mi artículo en vuestra blog.

    Un abrazo

  8. luis said,

    septiembre 15, 2009 a 12:46 pm

    ¿Alguien sabe de quién es la foto de los milicianos que sale en la página y si se puede conseguir un cartel con ella?

    Gracias
    Luis


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: