LA APARENTE INMUTABILIDAD DE IU

represionDesde una visión al principio muy intuitiva, un grupo de jóvenes que integró dentro del antiguo Espacio Alternativo, hoy Izquierda Anticapitalista, se resistió a integrar dentro de Izquierda Unida al considerar que su burocracia interna y sus acuerdos institucionales eran un muro que impedía el desarrollo de un izquierda combativa y revolucionaria que pudiera servir de herramienta política para la trasformación social. Fuera hacía frío, pero había más libertad de movimiento.

Fue creciendo tanto la pata de Espacio Alternativo externa a IU, que en uno de los Encuentros confederales se teorizaba sobre las patas externa e interna de la organización. Secciones regionales enteras se adherían al proyecto negando su entrada en IU y muchos jóvenes que integraban al Espacio no querían ni oír hablar de su participación en la coalición de la izquierda liderada por Frutos o por Llamazares. El acuerdo de la salida de IU como corriente interna al que se llegó en los V Encuentros confederales de noviembre de 2007 fue en realidad una constatación de esa dinámica, en la medida en la que sólo una minoría, aunque muy visible, del antiguo Espacio Alternativo integraba ya en IU. Parte de esa minoría estaba ya cansada y desesperanzada con la situación interna de Izquierda Unida. Todo este recorrido nos ha señalado que en la militancia de IU te encuentras de todo: desde lo peor hasta lo mejor, como en cualquier casa. Pero una organización, entendiendo sus discrepancias internas, se ha de criticar políticamente por lo que hace y no por la suma de las bondades-maldades de sus militantes. Y en ese quehacer comprendemos cuál es el rumbo del conjunto de la coalición y las prioridades políticas de su dirección.

Puesto que los procesos se encuentran en constante cambio, siempre es lícito repreguntarse las mismas preguntas que antaño, por lo que seguimos intentando contestar a la pregunta ¿puede hoy transformarse IU aún en un partido de ruptura con el capitalismo fiel a la clase trabajadora? A la luz de los hechos, parece que la cosa está complicada. La brutal represión de los mossos en Barcelona arroja luz sobre estos asuntos.

El día 18, los mossos entran en el rectorado de la Universidad de Barcelona a petición de un rector, amante de la libertad y cercano a la progresía pueril del PSC, y con el consentimiento del ex-comunista Joan Saura, conseyer de interior. Las dos brutales cargas que sucedieron al desalojo las conocemos por los medios. Hay que señalar que desde finales de la época franquista jamás la policía había entrado a un recinto universitario de la UB, lo que fue una victoria del movimiento estudiantil en la década de los 70. Las reacciones por parte del ámbito IU se hacen esperar. En primer lugar las juventudes de EUiA (IU en Catalunya) sacan un comunicado en el que no piden responsabilidades directas a Joan Saura. Acto seguido EUiA saca otro sin señalar responsables políticos.

Joan Saura, en una anodina declaración a la prensa, aduce algo así como errores técnicos en la carga policial. Por lo visto hay una represión “bien hecha” y otra “mal hecha” y para Saura, lo ocurrido fue un ejemplo de esto último. Willy Meyer condena la carga pero no exige responsabilidades políticas al conseyer de ICV ¿Por qué? Sólo las juventudes comunistas piden responsabilidades políticas al conseyer y la salida de la coalición del tripartito catalán. IU y PCE hacen mutis por el foro. Precisamente un día después de lo ocurrido, con una visión política “astutísima”, IU e ICV anuncian que finalmente irán juntos a las elecciones europeas. El cabeza de lista será el propio Willy Meyer, el mismo que se cuida mucho en señalar directamente a Saura y exigir su dimisión.

Los hechos de Barcelona son excepcionales por su brutalidad y por ser ordenados directamente por la progresía oficial catalana, que le arrebata una vez más el supuesto monopolio de la violencia de estado a la derecha, quien se frota las manos ante lo ocurrido. Los estudiantes, vecinos, turistas, niños y periodistas que pasaban por allí han aprendido a saber quién manda. Lo que para Saura sólo es un problema de selección, para gran parte de la izquierda no oficial es una ejemplificación de la lucha de clases, en la que sólo la clase dominante posee el arma de la violencia. IU reza para que el vendaval pase lo antes posible. Sus alianzas con la burocracia de ICV y con las instituciones catalanas pasan por encima de las tímidas alianzas con el movimiento estudiantil que cuestiona la mercantilización de la universidad pública. De mantener el discurso anti-sistema, el pacto IU-ICV será una aberración para la inteligencia de la clase trabajadora. La gravedad de los hechos no pone en duda siquiera el pacto ante las europeas, no existe un comunicado oficial de IU ni del propio PCE que exija la dimisión de Saura y la depuración de los responsables políticos y policiales, no se cuestionan siquiera la participación en el tripartito catalán. Entre los acuerdos políticos de IU con ICV no existe una perspectiva de la lucha de clases, sino únicamente los cálculos sobre el número de votos como si de una suma algebraica se tratase. La política electoral se separa y devora a la política transformadora por los propios intereses de quienes ostentan cargos públicos y dependen de un puñado de votos. Los y las jóvenes del antiguo Espacio Alternativo no andábamos tan equivocados en nuestras posiciones frente a IU.

A la izquierda de IU sigue haciendo mucho frio y el espacio que compartimos se ensancha como una vieja camisa. Los hechos de Barcelona indican que hace falta levantar un referente político de la izquierda de clase que se oponga al avance del “sálvese quien pueda” y de la derecha social. Ante un panorama desolador, es el momento de la autoconstrucción en lo político y de impulsar la unidad en las luchas. Después ya veremos.

Anuncios

12 comentarios

  1. José said,

    marzo 20, 2009 a 1:52 pm

    “Como dinamitar la poca base social que te queda”

    Ponencia de Cayo Lara y Nuet.

  2. Pablo said,

    marzo 20, 2009 a 2:04 pm

    Muy bueno el artículo. Habrá que hacer algún día un balance sobre la experiencia en IU. A partir de este texto ya puede haber más intercambios. Los últimos años en IU fueron una absoluta pérdida de tiempo.

    Un saludo.

  3. intersecciones said,

    marzo 20, 2009 a 4:07 pm

    Muy bueno el post, Javi. Te lo robo.
    Salut i revolta!
    S.

  4. moncadista said,

    marzo 20, 2009 a 4:57 pm

    Totalmente de acuerdo, para variar, 🙂
    Anda, échate una sonrisa:

    http://intentareirte.blogspot.com/2009/03/aqui-podemos-ver-al-estado-liberal.html

  5. marzo 20, 2009 a 5:50 pm

    Como entrista y un poco trotskista “vendido” mi pregunta es siempre la misma ¿cómo hacernos con el poder con un partido que nadie conoce? Y lo digo con toda la admiración a la gente que conozco de IA. Ese es un dilema. Las condiciones políticas de IA no son las de NAP en Francia, y aquí la izquierda oficial no esta tan quemada de momento que en España.
    A pesar de todo lo de Saura en Barcelona es muy fuerte, muy fuerte.
    Salud y República

    p.d. Oye me encanta el blog

  6. Tomas Madrid said,

    marzo 21, 2009 a 5:09 pm

    Muy bueno el artículo, Javi.

  7. marzo 23, 2009 a 8:35 pm

    […] rosaluxemburgo.wordpress.com […]

  8. Carlos said,

    marzo 30, 2009 a 10:22 pm

    Tienes una vision totalmente desenfocada de lo que fue Espacio Alternativo, “Secciones regionales enteras se adherían al proyecto negando su entrada en IU” Se ve que en esa epoca tu no estabas en Espacio. No es cierto que secciones (Casi suena a la IVª) Senegasen a entrar en IU. En el momento que se deciden las dos patas en ningún lugar hay una política de plantear la entrada de los colectivos a IU. El proceso fue mas a la inversa.
    Desde mi punto de vista estas haciendo un balance sesgado para demostrar tus propias posiciones prefijadas.
    Y claro que se puede hacer un balance del paso de EA por IU. Quizás alguno se quedaría sorprendido de lo util que fue crear un marco de intervención común con muchos que hoy somos compañeros en Izquierda Anticapitalista y que de otra manera igual no estariamos en ella

  9. àngel said,

    marzo 31, 2009 a 7:57 am

    buen artículo, te lo dice uno que sabe lo que es haber vivido en las entrañas de la coalición ICV-EUiA durante muchos años.
    Pues eso, como decimos por aquí, “salut i revolta”
    Nos vemos en los blogs.

  10. illich said,

    abril 16, 2009 a 4:30 pm

    No Carlos, más bien al contrario… Aquellos que quieren pontar bonito la época de desorientación y desorganización que supuso la etapa más iuista de EA son los que quieren tergiversar la historia. Los más convencidos de mantener EA en IU siempre fue el sector derechista que nunca veía claro la creación a una alternativa a la IU de gobiernos con el socialiliberalismo, y que aún seguirían dentro con una postura de subordinación al aparato IU si no hubiera entrado sangre nueva a la sección español de la IV.
    Es pues correcta la narracion de Javier. La gente joven entraba en EA en contra de continuar en IU.

  11. Carlos said,

    abril 19, 2009 a 8:48 pm

    Sectores derechistas.. Ya!, me imagino que aquellos que no creen que lo mas revolucionario es recitar las citas de Trostki, Lenin… etc. Pues bien, hay otros que desde siempre pensamos que esas practicas estaban lejos de la IV ª y quienes así lo hacián eran sectores sectitas de eso que se reivindica como el trostkismo autentico. Por cierto hay una sección de la IVª. He reeleido los documentos de IA, antes de EA y en ningún lado veo esa resolución.
    Cuando alguien habla de derechistas y de sus posiciones me parece insultante que se insulte al trabajo de años de militancia de compañeros que han dado todo por esa organización en la que tu pareces militar.
    Claro… que si te identificas como Illich, ya me imagino en que escuela de la democracia obrear estas educado, nunca fueron esos metodos de la internacional que yo conocí.

  12. rosaluxemburgo said,

    abril 20, 2009 a 7:30 am

    Normalmente dejo el agua caer, pero para centrar un poco el debate, porque veo que la insinuación está ganándole terreno a la argumentación política: Lo que dije y en lo que me mantengo es que respecto a IU, a pesar de haber teorizado nuestra salida, lo que ocurrió fue más bien un proceso natural en el que la relación con IU como corriente llegó a ser marginal para el conjunto de la militancia del EA (no estoy entrando en que si compañeros/as hicieron o no una labor importante dentro de IU). Hechos como los de Barcelona, nos dicen que nada ha cambiado, a pesar de Cayo Lara, por lo que nuestra decisión fue acertadísima (en mi opinión tardía). ¿Podríamos haber sido los más dialécticos del mundo y seguir apostando por IU? Sí, pero no fue así y ahora la realidad es otra bien distinta (en ese momento esta decisión hubiera sida “contra natura”). ¿Hubo diferencias políticas respecto a nuestra relación con IU? Sí, y esto no creo que sea nada que debamos esconder.
    Si esto no es así, si me falta información por contrastar que se me dé como militante y miembro de la organización de forma colectiva. Esa ha sido y es mi opinión al respecto. Espero que no nos salgamos del tema principal de debate.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: