CARTA A UNA GENERACIÓN SIN REFERENCIA

nubesQuerida generación que forjó su juventud en el desierto de los años 90.

Tengo 29 años y como tú crecí sin apenas referente político, más allá de una chapa del Ché Guevara y una hoz y un martillo dibujadas a bolígrafo en la puerta de los servicios del instituto. La política significó para mi primer golpe de conciencia la corruptela de FILESA y el terrorismo de estado de los GAL. Resignado a creer que la derecha era la única alternativa, construí un imaginario cercano a los ideales libertarios que huía de la política oficial a la par que se acercaba a lo político en lo abstracto. En algún momento pudo haber una referencia en IU, aquélla que exigía la disminución de la jornada laboral a 35 horas, una referencia que se desmoronó en el momento en que Frutos hizo un guiño de gobierno a Almunia, aquél que provenía de la decadencia y de la decepción que para mucha gente de a pié significaron los últimos años del gobierno González.

Cuando la emancipación y la esperanza eran manchas de aceite a punto de irse por el sumidero de la historia, llegó el alzamiento zapatista y nos dijo que aún quedaba vida inteligente en la Tierra. Apareció como un hito en el mapa vacío que teníamos frente a nuestros ojos. Los sin nombre escribieron sus nombres en la historia y señalaron otros caminos posibles, esos otros caminos que aún seguimos buscando.

ezln_cartel1

El sindicalismo estudiantil fue para mí una escuela formidable. Aprendí a emplear esquemas inamovibles en el espacio y el tiempo, para llegar finalmente a la conclusión de que esos esquemas rígidos no servían absolutamente para nada. Aprendí a equivocarme y mientras me equivocaba creía poseer la Verdad Suprema. Y aún me ocurre, con la salvedad de que me paro más frecuentemente a pensar en la posibilidad de que quizá mi verdad sólo sea una verdad a medias. Es lo que yo llamo el optimismo revolucionario, un lastre que hay que balancear con la realidad para no estrellarnos, pero sin lo cual nos sería imposible seguir caminando. Recuerdo que en una manifestación contra la LOU en Madrid me encontré en persona con Zapatero (en la oposición) y con Paco Frutos (¿Recuerdas Rubén?). Me dieron ganas de preguntarles cuáles eran sus referentes. Estaba seguro de que ellos sí que tuvieron referentes. Nosotros, en cambio, tuvimos que aprender a tropezarnos infinitas veces y poner sobre el cuadro del horizonte algunos hitos caseros que caían para volver a levantarse en lugares diferentes. Desde luego ellos no fueron referentes de gran parte de esa generación que despertó a la política desde el movimiento estudiantil de principios del siglo XXI. Sus partidos tampoco lo fueron. Absorbidos por la lógica estatal e institucional, la viveza, la capacidad y la posibilidad de resucitar a gran parte de la clase trabajadora frente a un sistema depredador y criminal se perdieron definitivamente.

No es que me duela no haber tenido referencias políticas mientras se forjaban mi conciencia y compromiso políticos, sino lo que me duele es que por el camino gran parte de mi generación ha crecido sabiendo que la política es el arte de la corrupción y de la degradación democrática, a la par que el aparato ideológico nos hacía creer en el capitalismo como fin último de la Humanidad. Cualquier manera de ver en la política una herramienta de emancipación social era digna de una gran carcajada ejecutada por aquellos y aquellas a quienes se les imposibilitaba la estabilidad laboral y el derecho a vivienda, mientras una minoría de la sociedad se enriquecía y se enriquece a costa de estas lacras. Pero llega un momento en que las sombras que proyectan sobre la cueva no tienen nada que ver con las formas a las que se enfrenta la gente, y entonces las verdades del sistema son contrastadas y puestas en duda.

En los momentos en los que la realidad oficial se mueve sobre arenas movedizas, muchos y muchas buscan sus referentes políticos porque aquéllos que ha levantado el propio sistema se convierten en gigantes con los pies de barro. Es con ellos, con nosotros, con quienes la izquierda a la izquierda de IU tiene una responsabilidad histórica.

Quizá tengamos que construir todo de nuevo. Quizá fue necesario dilapidar un sueño construido sobre las pesadillas de la socialdemocracia y el estalinismo para comenzar con mejor pié. Quizá ahora sea posible creer en nosotros y en nosotras y derribar este muro criminal del capitalismo de una vez para siempre.

En este barco hay quien rema y hay quien se pega el lote en el camarote de los manjares. Es posible que no tengamos las mismas referencias que antaño, pero en algún momento habremos de amotinarnos en las galeras y arrojar al capitán del barco por la borda junto con los gusanos que perfilan las cicatrices de nuestras espaldas. Quizá será más difícil, pero habremos de hacerlo, aunque no haya faros y tengamos que improvisar unas teas. Quizá tú y yo algún día tendremos que mandar los remos a la mierda y recuperarlos sólo cuando sean nuestros. Me pregunto, realmente siempre me lo he preguntado ¿habrá llegado ya ese día?

Anuncios

12 comentarios

  1. I.Adler said,

    enero 16, 2009 a 5:36 pm

    No tengo palabras para decir cuanto me ha gustado esta entrada… Creo que hasta me he emocionado.
    Sigue así.

  2. Kike said,

    enero 16, 2009 a 6:29 pm

    Impresionante Javi, el dia ha llegado. MUA!

  3. borchequique said,

    enero 16, 2009 a 7:46 pm

    De uno que tenia referencias cuando todos se quitaron la C de comunista ahora en la unidad y la lucha esta el camino… en la barricada común lo nuevo lo traerá el pueblo pero por respeto a los y las que antes que nosotros se dejaron la vida luchando por hacer el paraiso en la tierra recuperemos los mejor de cada casa sin dogmatismos ni prejuicios y sí con orgullo y respeto por los que rompieron la baraja del sistema, del capital e estan en ello: SOCIALISMO ó BARBARIE… EL PRESENTE ES DE LUCHA, EL FUTURO ES NUESTRO

  4. enero 19, 2009 a 11:41 am

    Sintiéndome integrada en esa generación de los 90 y más aún indentificada con la carencia de referentes políticos (política? esos señores de la tele que dicen cosas que nunca cumplen?… pensaba yo)…
    debo decir que descubrí no hace mucho (y sigo descubriendo), que hay algo más, que en algún lugar hay gente que piensa que las cosas pueden ser diferentes y que luchan con uñas y dientes por hacerse escuchar.

    Gracias por ser parte de ese referente (y serlo para los que están por venir) y por frases como estas que hacen que se me ponga la piel de gallina y “crea”:

    “Los sin nombre escribieron sus nombres en la historia y señalaron otros caminos posibles, esos otros caminos que aún seguimos buscando.”

    “Es lo que yo llamo el optimismo revolucionario, un lastre que hay que balancear con la realidad para no estrellarnos, pero sin lo cual nos sería imposible seguir caminando.”

    “Pero llega un momento en que las sombras que proyectan sobre la cueva no tienen nada que ver con las formas a las que se enfrenta la gente, y entonces las verdades del sistema son contrastadas y puestas en duda.”

    ” Es posible que no tengamos las mismas referencias que antaño, pero en algún momento habremos de amotinarnos en las galeras y arrojar al capitán del barco por la borda junto con los gusanos que perfilan las cicatrices de nuestras espaldas.”

  5. una troska de tantas otras said,

    enero 19, 2009 a 4:01 pm

    No hay palabras! cierto, crecimos sin referentes, luchamos sin referentes, pero ha llegado ya el día de construirlos!

  6. un sinreferente said,

    enero 19, 2009 a 9:59 pm

    Genial, veo que la problemática del desarrollo de una conciencia comprometida sin referente político sucedió también la década pasada… en la década del 2000 no ha cambiado tanto la cosa.
    Un abrazo

  7. enero 20, 2009 a 3:21 pm

    Las identidades también se forjan por oposición. Y por desgracia hay demasiadas cosas en nuestra generación a las que tenemos que enfrentar.

    ¿Te animas a venirte al Foro Social Mundial paralelo?

    http://www.fsm08madrid.org/web/

  8. a said,

    enero 21, 2009 a 11:58 pm

    con izquierda anticapitalista y a por todas. referentes de ayer y de nueva creación para forjar nuestro combate.

    jtatiangrl.blogspot.com

  9. enero 26, 2009 a 9:34 am

    Campaña de recogida de firmas para q la haya investigue los crímenes del Estado de Israel en Gaza. La campaña es universal:

    http://www.tlaxcala.es/detail_campagne.asp?lg=es&ref_campagne=10

    un saludo.

  10. bitdrain said,

    febrero 3, 2009 a 9:24 pm

    Muy interesante tu blog. Yo matizaría que el último referente de izquierdas fue el abandono de Anguita. Aunque por lo que he leído en blogs de “izquierda”, quiero decir de los que señalan quien es o no de izquierdas, no se la considera a vos como tal.

    Un saludo.

  11. Pedro said,

    febrero 8, 2009 a 7:12 pm

    Creo que muchos de los que nacimos a finales de los 70 o principios de los 80 nos hemos sentido identificados. No obstante, quiero expresar un punto de vista ¿disidente? en lasconclusiones.
    El no tener referentes, el no tener ideología clara que seguir, la muerte de los ideales que nos han vendido…Así son las cosas. Muchos lo han visto como una desgracia para nuestra generación pero ¿lo es realmente?.
    Seguir a un líder,a un ideólogo o una ideología han sido los caminos habituales de los cambios históricos. A veces han salido bien, pero la propia esencia de este sistema nos puede llevar a conclusiones monstruosas. El seguimiento de algo o alguien de la manera que se ha visto muchas veces en la historia a veces ha sido nefasta. En nuestra época tenemos una situación nueva, la ausencia de líderes y de ideologías claras, y creo que debemos aprovechar eso como una ventaja que nos permita mayor grado de discusión, de crítica y de autocrítica. etc.y no verlo como un desastre.
    Personalente, creo que esta situación de “vacío” ideológico me ha permitido desarrollar opciones más críticas.

  12. rosaluxemburgo said,

    febrero 9, 2009 a 9:15 am

    Claro, la ausencia de referentes es una moneda con dos caras. Otra de las cosas positivas es que quienes nos hicimos comunistas en los años 90 no lo hicimos por moda, sino por convencimiento. En toda esa generación el mito de que la moderación es proporcional a la edad no es ya válido, máxime cuando después de los 90 nos encontramos con una de las mayores crisis de la historia y lo que siempre hemos teorizado viene a confirmarse en su cara más dura.
    Puede que muchos de los prejuicios que nacieron de las tradiciones políticas del siglo pasado hoy día no los tengamos o al menos no tan presentes. Y eso puede ser positivo o negativo. Ahora bien, la derrota de los 90 ha tenido cosas muy negativas al haber acabado con todos los referentes de la clase trabajadora y con ellos sus estructuras. El principal es que mientras ocurría una derrota ideológica, las clases dominantes reforzaban sus referentes y su posición hegemónica. Es decir, no se trata de seguir ciegamente a un lider, sino de que existan en el panorama político polos atractores capaces de contrarrestar la ofensiva de las clases dominantes. Otro signo es la gran despolitización de mi generación, otra de las grandes victorias del capitalismo en su última década del siglo pasado. Existen nuevas ideologías dentro de las izquierda, como determinadas familias del autonomismo, que no tengo ninguna duda en calificarlas como ideologías de la derrota (aunque bien es cierto que hay de todo) en tanto y en cuanto son una reacción (lógica) frente a las lógicas de los partidos socialdemócratas y comunistas clásicos, pero que desde una crítcia central al estalinismo y a la socialdemocracia, asumen muchos de los prejuicios que la propia ideología dominante vertía sobre el movimiento obrero: sobre los partidos, sobre la clase, sobre la democracia, etc.
    Entiendo que las cosas tienen colores, pero para mi, la ausencia de referentes (en un sentido amplio) nos ha dejado hoy en peor situación, a pesar de que puedan haber aspectos positivos en ella.
    Un saludo


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: