PERSECUCIÓN POLÍTICA Y NEGACIÓN DE LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN EN LA FACULTAD DE CIENCIAS DE GRANADA

A la pérdida de espacios públicos que viene sufriendo el movimiento estudiantil en Granada en los últimos años, debemos sumarle el último episodio de persecución política gravísimo que sufre el movimiento estudiantil crítico a Bolonia por parte del Decanato de la Facultad de Ciencias de la Universidad de la ciudad nazarí.

Ante la dificultad y retraso, por parte del alumnado y más concretamente por parte de la Coordinadora Sindical Estudiantil (CSE), de poder disponer de un aula para realizar una asamblea informativa sobre las repercusiones del plan Bolonia y la construcción del Espacio Europeo de Educación Superior (EEES), se recurrió a un contacto entre los investigadores de la Facultad para reservar dicha aula. Al ver los carteles que llamaban a la Asamblea estudiantil, comenzó el proceder de los “servicios de inteligencia” del Decanato. A las 19.00 horas, justo cuando debía dar comienzo la Asamblea informativa, solicitaron al investigador en cuestión, quien se encontraba fuera de la Facultad, que aportara en el acto y en persona sus datos personales, sin asegurar que tras ello, se pudiera realizar dicha asamblea. Todo esto bajo el pretexto de un error “técnico” al no coincidir el asunto de la reserva con el título de la charla que los propios alumnos y alumnas de la facultad iban a realizar. Me pregunto si realmente revisan todos y cada uno de los carteles que anuncian actos en la Facultad para ver si coincide el título del acto con el de la reserva o sólo lo hacen con aquellos actos que plantean una disidencia política con la Administración universitaria. Finalmente fue imposible llevar adelante el acto que los estudiantes llevaban planeando hacía unas dos semanas y que traba tras traba los responsables políticos de la Facultad habían impedido por todos los medios.

En la Facultad de Ciencias de Granada a la pérdida de espacios públicos hay que sumarle el boicot y la persecución política del movimiento estudiantil disidente con los planes Bolonia. En dicha Facultad, las únicas voces que el alumnado escuchará referentes al EEES serán las anodinas voces de la Administración que lo único que plantean es que Bolonia es una reforma meramente técnica. El máximo responsable de la Facultad D. Antonio Ríos Guadix habría de poner fin a esta situación de clara persecución política. Éste es un hecho intolerable y gravísimo contra la libertad de expresión del movimiento estudiantil que ha de poner en la agenda la constante denuncia hacia todas aquéllas instituciones universitarias que obren en sus centros cual caciques en sus cortijos. Los estudiantes tienen el derecho de crítica al plan Bolonia y a disponer de los espacios suficientes para llevar a cabo dicha tarea, por mucho que los círculos de poder político universitario se empeñen en silenciar sus voces.

Ahora más que nunca: ¡NO AL PLAN BOLONIA! ¡NO AL ESPACIO EUROPEO DE EDUCACIÓN SUPERIOR! ¡SI A LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: